LA MOSTROR DE IMAJES
1. Perspetivas revolual2. La limita de la mundo3. La foco4. Lepsica5. La sinema permanente6. Aporias7. La vila de la costa8. A este9. La esperia0. La secreta de la orijina

7. La vila de la costa

Un curva grande a supra de la mar. Me ia ariva ala nadante, pos ce me sircoveni la penisolas ru dentelida, per atera pronto a esta costa a norde.

On debe garda se contra la balenas cual abunda en esta acuas: los pote suverti tua barceta e, sumerjida en la estende licuida, a alga legas de distantia de la costa, tu ta es forsada a nada en media de sua vortises tumultosas.

Tu ta nada a la falesas rojinte su la sol — tua sola punto de orienta, car, a retro de tu, asta la infinita, sin duta, no cosa ta resta plu: parietes vertical multe alta zigzagada par scalas e grados de lenio o de cables, fisada en la pariete o suspendeda a supra de la vacua, e gidante a alga plataformas de roca do, a veses, figos o vites savaje crese; ance a concavas do tu ta pote refuja per la note: ala, en cuando tota fusa a la negra, de la basa de la falesa la rumor disolvente de la mar ta asende calma.



A fondo de la baieta do on ia atera, ultra la rocas cual on ia trepa, fatigada an per la plu pico de la jestas, on ia trova un estende de arena per reposa e reprende sua respira.

Prosima, en un concava de roca, la trapos de un manoscrito laserada bani, tinjente con flues de inca blu la acua staniante de la mareas asendente e alga corpos putrinte de crabes mor.

A supra, si on trepa la presipe, on encontra un ferovia multe vea, cuasi ascondeda par boscetas plantosa e densa cual ataca, plu alta, an la strada de la costa do on pote amira la baia: la montes sudui su la ondas en un avansa distante a ueste, do la baia fini.

Me conose la strada de la costa. Lo es streta, serpente; lo penetra a veses en tuneles forada en la roca.



A este, a la sorti del tunel, du cursos de autovia conflue en un curva grande cual domina la mar, suportada a la borda esterna par colonas forte, stante a altias diversa. Sur acel vias larga cual desende lenta a la riva, no veculos pasa.

Alga plu distante, supra los, un tore inclinada — de cual on divina la noncompletia par la color gris de la beton — sposi la lado de la monte: partes cuantiosa de la scalera interna nunca va es erijeda. Lo es la construida prima cual on encontra, cuando on sorti de la tunel.

A pos, la via streti multe, asta ce lo reprende pronto sua aspeta vea cual lo ia ave ante la Laboras Grande. Lo es danada a alga partes; an, a veses, lo es covreda par cades de petras.

Plu a basa, on encontra un ferovia erodeda par la osido, ascondeda par vejetales lusosa e densa tra cual on ta pote difisil traversa asta la mar, desendente cauta la lado presipe do la bosceta ardente agu crese.



Resente, cuando la venta de la mar alta ia furia continuante tra dias intera, ondas jigante ia scopa la costa, rompente, en un ataca nova, construidas ja ruinada par la forte vivente de la vejetales: mures creveda par la crese de ramos o de radises, tetos cadeda, faxones erodeda — vestijios de la autocratia umana efemera cual ia clama vana ce lo ia pote estingui la Crea santa.

Pos la epidemica grande cual ia disolve la umanas, la natur ja renasente reinvade sua teritorio e, en la misca de ofredas spontan — abunda parfumida de flores e de frutas savaje, desordina armoniosa de colores organica —, dijesta lenta la masa de dejetas de la spesie desapareda.



A ueste, an tal, a la fini de la baia grande, puntos blanca e jala composa impresiste un manxa clar vasta: la vila de la costa estende, de la mar a la alta de la monte, en la plias de lo e sur niveles cuantiosa cual on asede par scaleras metal elica sirca toretas streta, con portes, fenetras e plataformas miniatur simil a los de casas de pupas o decoras de teatro.

Terazas nonmanxada blanca, asta la nivel ultima, multe alta, domina la mar.

La sol inonda sin ostaculo esta site blanca e airida, do la tempo ariva con un retarda de alga anios, par la ferovia cual borda la costa.

En la vila mesma, pos ce on ia pasa un ponte pico de lenio, on ta pote vaga en la ruetas cual curvi en sua declinas, creante plazetas cuando los lisca en lunlotra. Sur un de esta plazas, un catedral erije, a la sentro de un patio do scaleras streta e presipe desende a la porto.

A prima, de la strada de la costa, on ia ta desifri la enscrives antica gravadas sur la frontispises de la construidas la plu monumentin; lo pare ce, en segue, on ia ta alti multe, pasante de alga rueta a un otra tra ruetas torsosa multe inclinada, asta esta rua pasosa e florosa, bordada par casas abandonada de tan longa cual culmina a la nivel ultima supra la vila.

Ala, un impresa de familiaria fisa la oservor ante esta porteta de fero e esta rampa corta desendente cual asede la templo de la Sabe.

Pos ce on ia pasa la porteta, on ta lisca en un fola tan densa, fretante en dirijes definida, ce on ta es traeda tra la coredores traversante filos de amfiteatros folida do la disiplos aplica se a la rexercas la plu erudita.

On videta a alga veses un ami de esta eda distante, sentante en un angulo de un biblioteca peti, ocupada a studia la testos sacra: Franscu Fullonis apare tal, envolveda en un libro spesa e scrivente notas per sua tese.

Cuando, con larmas en mea oios, cuasi sin vose, me clama el, el pare sortinte de un sonia sin fini e no comprende mea larmas: nos nunca ia separa!

Direta cuando el vide me, el leva la volum a me e mostra un pasaje fasinante de la Summa geometrica (Compendio jeometrial) de Alzon, la matematiciste antica:

« La problem xef es clar analiseda en esta desinia descriveda par Alzon…

« En la triangulo ΑΟΩ, el pone un punto E sur ΑΟ e un punto Η sur ΑΩ; seguente, el interlia E e Η par un linia reta. El eleje a pos cualce punto Υ sur ΟΩ e lini reta ΑΥ. Esta linia sesioni la linia EΗ en un punto Ι.

« Lo es clar ce, per cualce punto Υ de ΟΩ, on va ave un sola punto Ι sur EH; e, en returna, a cada punto Ι de EΗ lo va coresponde un sola punto Υ sur ΟΩ. On ave donce tan multe puntos sur EΗ como sur ΟΩ. Si du sesiones linial nonegal (EΗ e ΟΩ) es composada par la mesma cuantia de puntos, cual cosa fa ce un es plu longa ca la otra? 

« De esta, Alzon dedui la presentia de vacuas entre la puntos. »



Cual relata pote esiste entre la presentia de acel vacuas e la solve de la cuadri de la sirculo longo Alzon cual Franscu, aora, esposa?

En la sirculo inisial, a prima Alzon desinia un cuadro; en segue, duplinte sin sesa la cuantia de la lados, el desinia poligones de cual la surfas tende a prosimi plu e plu a la surfas de la disco par la interna; per cada de esta poligones, el construi un surfas egal retangulo sur la diametre de la sirculo prendeda como lado constante: la otra lado crese par un cuantia sempre plu peti e tende asta un limita.

El fa simil partinte de la cuadro sircoscrivente la sirculo e el oteni, con la diametre prendeda como lado constante, retangulos de cual la otra lado descrese par un cuantia sempre plu peti e prosimi a la mesma limita. La retangulos cresente e descresente tende a fusa, ma permane sempre separada par un interval. An tal, si on continua la opera a veses plu ca nonfinita, ambos retangulos va fusa tota en lunlotra, en la retangulo cuadrinte la disco.



A pos, Franscu parla a me de la proposa de Alzon consernante la solve jeometrial de la trisesioni de la angulos, cual es fundida en fato, paradox, sur la cuatrisesioni, sempre posible per cualce angulo — car lo sufisi divide esta angulo en du partes, e ancora en du partes, con la compas. Par cual razona el estrae sua prinsipe? Imajina un cuantia cual on debe comparti con tre persones, ma cual on sabe sola divide en cuatro partes. On va dona a cadun un cuatri de la cuantia inisial; un parte va resta, la parte cuatro. Divide esta parte en cuatro partes e ta ce on dona un parte a cadun: denova, un parte va resta. Ma ta ce on continua la cuatrisesionis: a cada ves, un parte va resta, un parte sempre plu peti cual sempre on divide en cuatro partes, de cual sempre on dona la tre partes prima e sempre divide la parte cuatro cual resta. An tal, si on continua la opera a veses plu ca nonfinita, on va ave fini tota la comparti de la cuantia inisial en tre partes.

De acel, Alzon dedui esta: « La tri de cualce cuantia egali la soma de la termas de un serie nonfinita do cada terma es la cuatri de la terma presedente e de cual la terma prima es la cuatri de la cuantia inisial. »

Cuando el ia defini la formula jeneral, el aplica lo pronto, evidente, a la comparti de la setores angulo afin el solve la problem de la trisesioni: la tri de cualce angulo egali la cuatri de la angulo inisial aumentada a cada ves de un cuatri de la aumenta presedente. Esta prosede repete a veses nonfinita, e la jeometriste ta prosimi a la angulo ultima sin ce el susede ateni lo. On debe donce segue la opera a veses plu ca nonfinita.



Longo Alzon, on pote solve la cuadri de la disco, como la trisesioni de la angulo, sola par profita de la paradoxes de Zenon de Elea.

Nos encontra en efeto, en la aporia de la dicotomia, o bisesioni, un razona analoja a los usada par Alzon per solve la cuadri de la disco e la trisesioni de la angulo: en esta argumenta do un person intende traversa un distantia, esta person nesesa prima pasa per la media de acel distantia e, per traversa la interval restante, el nesesa prima pasa per la media de acel, e seguente tal, en tal modo ce sempre la media de la distantia restante va resta per traversa, e ce el nunca va pote ariva a fini de la curso.

En la mesma modo, la dura, an pico, afin Acile traversa la interval cual separa el de la tortuga, va permete a acel tortuga de lasa la fini de esta interval per crea un otra interval, cual Acile va debe traversa denova, e seguente tal, e acel prosede va itera sin sesa, en tal modo ce, en prinsipe, Acile no va pote ateni la tortuga.

« Donce, Alzon scrive, car la person traversa la distantia, car Acile ateni la tortuga, perce nos no ta susede ariva a la surfas de la disco partinte de la cuadro enscriveda, perce nos no susede a la tri de la angulo, partinte de la cuatri? »

Cuando Franscu parla a me, sua oios brilia. Per el, la problem cual on debe solve es esensal: lo es como si la gol jeometrial, la punto ultima de un desinia, ta coresponde con la fini de un viaja spirital.

Desinia simple la sirculo es como vide direta ultra la limitas serial do la cuadro e la poligones serial es encluida. La gol es simple: fusa la spirito retangulo, prisonida par la limitas, a en la spirito librida — sirculo —, donce sirculi la cuadro. Ma do es la punto de fuji?



En la aporia de la dicotomia, la serie nonfinita converje a un limita, car la intervales ajuntada, de spasio e de tempo, es plu e plu corta: on traversa, en efeto, la dui de un interval de spasio en un dui de un interval de tempo.

Suposa, a contra, ce cada interval de spasio, sempre plu peti, nesesa la mesma interval de tempo: alora la curso nunca ta ave fini. Esta cosa aveni tra la trisesioni e la cuadri de la sirculo, do cada paso de la construi nesesa la mesma dura.

La construi pote ave fini sola si cada paso nova dura plu corta ca la paso presedente. On nesesa donce sola ce la prosede aselera: la prosede de dupli la lados nesesa aselera afin la construi de la cuadri es completida; la prosede de ajunta la cuatri de la cuantia presedente nesesa aselera afin la trisesioni es completida en un dura finita.

« Alora, como aselera la construi? E, pos tota, esce lo es posible redui nonfinita la dura de la atas?

— Lo es cual me studia en esta momento. Me debe penetra la strutur de la tempo. La triangulo par cual Alzon dedui la presentia de un vacua entre la puntos pote clari ance la dimension de la tempo: on va parla, aora, de dura e de instantes, en loca de longias linial e de puntos.

« On vide donce, par la triangulo de Alzon, ce on pote redui la dura sin cambia la cuantia de la instantes: la duras nonegal EΗ e ΟΩ es clar composada par la mesma cuantia de instantes. Nos va pote redui nonfinita la dura de cada opera a la dura limitada elejeda par nos.

— Bon. La triangulo de Alzon es un demostra teorial, ma esce on no ave limitas fisical o fisiolojial? Concreta, par cual modo nos va susede contrae la tempo?

— Veni con me », el dise, cluinte la Compendio jeometrial e clasinte sua notas en un portapaper spesa de carton.



Aora Franscu pasea tan rapida ante me ce me segue el con difisilia. En mea mente la recordas de la frases pronunsiada puxa lunlotra, combinante se con la vocales cantante sur la desinias jeometrial de Alzon.

Nos segue coredores larga cual traversa series de amfiteatros do la disiplos labora, nos desende multe grados. Nos dirije nos, lo pare, a la cor de la construida do la spina dorsal de la templo de la Sabe erije: du scaleras vasta elica intermiscada en lunlotra, como la du cadenas spiralida de un molecula longa nucleal, alti nos a la plataformas superior.

Tra cuando un alarma sona, nos comensa encontra disiplos plu cuantiosa a cada plataforma nova. Pos corta la fola, ancora densinte, comensa disolve la contorno de Franscu. Final, el desapare, ascondeda par la flue de los ci asende la scalera grande.

Tra cuando me alti, me presensa ce la nivel superior va fusa con esta do me veni. Inclinante supra la rel per esamina, de basa a alta, la vacua sentral de esta vise nonfininte, me persepi a su un nonfinitia de jemelines pasada de me mesma, a cada nivel de esta abiso sin fondo; simultan, me sensa ce me mesma es oservada de supra par mea similes futur de la niveles superior, asta perde de vista.

Sin duta, direta cuando mea consensia oserva se mesma, en tal modo anelida sur se mesma, un spasio nova de tempo es creada en me, ma par cual opera?

Esta porte peti reservada a la servi, situada a un nivel media, en un alcova de la scalera concava, pare oportun : me sutrae me, a presente, de la ajita confusada, embarcante la grados de la rampa cual afonda, e me retrova me, solitar, esplorante la labirinto.

« En se mesma, on debe penetra la strutur de la tempo », me ia pensa, regretente ce me no plu pote argumenta con Franscu.

Lo ia apare clar, aora, ce la tempo esiste per nos sola par la consensa cual nos ave de lo; sin duta la memoria es la organo xef permetente saisi la moves cronolojial, compara la realia presente con statos pasada serial. Ma, si la memoria ta pote fa ce nos distingui la avenis, como lo ta pote indui la sensa de la dura?

La scalas metal entra en dutos tubal, a veses tan streta ce on es forsada a rampe per avansa, an tal convinseda ce on va ariva pos corta a esta sala sirculo cual la prima venida ta identifia prima como un laboreria fotografial, con sua grandadores e sua fotos pendente, si el no ta descovre esta macinas pesosa poneda a tota la dirijes ante lucarnas streta: tra un de acel lucarnas, on persepi a su un amfiteatro enorme do la scermos formi un corona grande nonseparada.

Stante ante un de la scermos, me vide Franscu cual jesti a me: « Maneja, funsiona la macinas ! »

Con la leveres apena manobrada, la motores anima, la ronrona pleni la salon de sinema, tra cuando angulos de lus projeta en fronte: la fem joven entra alora en vista, venida de la fondo de la plaza, a la cade de la note. Cargada con bagajes pesosa, ela prosimi lenta, en dirije a la stasion de la buses do la amasa ansiosa de la persones menasada par la despotias erijeda. On debe parti multe pronto, on debe abandona la pais ante ce lo es tro tarda!

En la veculos, on pila en freta pacetas sin forma, faxos mal liada cual conjesta la interna de la veculo do la escluidas loca se con difisilia.

En cuando la fem joven ia pote instala sua bagajes e senta en la fondo, la oservor, asta aora nonmovente sur la troteria de un rua alta, comensa desende la des grados cual desende a la plaza e avansa a la bus.

Direta cuando el ia entra, la motor inisia e, sin espeta plu, la veculo vade a move. An con la secutes, la person susede plu o min asede un loca streta do, afondante entre bagajes desordinada, el va pote sufri la descomforta de la viaja.

Tra cuando la bus de note desapare en un curva ultima, un nebla grisin comensa invade tota la scermo.

8. A este

Esta paje es presentada con la lisensa CC Attribution-Share Alike 4.0 International.
Lo ia es automatada jenerada de la paje corespondente en la Vici de Elefen a 30 junio 2024 (16:38 UTC).