LA MOSTROR DE IMAJES
1. Perspetivas revolual2. La limita de la mundo3. La foco4. Lepsica5. La sinema permanente6. Aporias7. La vila de la costa8. A este9. La esperia0. La secreta de la orijina

LA MOSTROR DE IMAJES

par Manouna Orti


1. Perspetivas  revolual

A este, la veculo ia es blocida par la neva. Me recorda la curso segueda e la ramos multiple de esta via streta de campania a lado de colinas, bordada con ortetas pico, ru sercida par palos de troncos… asta esta vileta do la bus va colide final en un monton de neva, a la borda sinistra de la rua xef, ja conjestada par otra buses naufragada de companias diversa.

La oscuria ia enflue ja en la curva asendente de la rua sentral, presipe, e tota covreda par un strato forte de jela fangosa, durida par paseas constante, cual difisili estrema la asende de la viajor estraeda de la veculo ultima fisada. La garlandas de bulbos de lus multicolorosa, luminante cuando el avansa, ia pare gidante el de momento a momento.

El iniora, en alga modo, la botecas, rica ornada per la festas, e la atrio vasta de un sinema, do on ia ta pote resta amirante la posteres poneda multe alta sur la mures, e el ariva a la nivel de un rueta vacua, cual desende a destra, e de cual la surfas, noncredable, resta sin alga trasa de neva, sujestante un evade posible de la ataca penetrante de la aira jelosa – su acel contata sua corpo contrae – e invitante el en sua inclina ; on sensa subita, en efeto, un caresa tepida, bonveninte, cual va cansela pronto la grima conjestada de sua fas.



La luses colorida de la rua traficosa, cual on veni de lasa, ia perde pos corta alga brilia, aora velida e distante : la senti ce on ia sorti de la vileta evidenti, pronto cuando on ia pasa la crus prima de ruas, con la serti ce on ia asede, paradox, un vila – simultan familiar e nondeterminada. On previde ce on va ateni un plaza larga, do, a fondo, la otel per pasa la note debe locali : vide asi, sin surprende, la plaza tal como on espeta lo – con cuatro angulos, multe spasiosa, con alga arbores e paneles de posteri –, bordada par construidas con du niveles. Entre los, acel, ancora luminada, cual va ospita me.



Esta fenetra a la nivel prima, tipal : sin duta acel de mea sala. Me va es reposante sur un leto con strutur metal, duxida par un lus dur, invadeda par un onda de caldia cual va fa ce mea camiseta mesma es nonsuportable per me, e va invita ce me leva, cuando la umidia de la stofa va es tan desplasente, ce me debe abri plu la fenetra cual fasa la plaza con cuatro angulos, multe spasiosa, con alga arbores e paneles de posteri, cuasi vacua si esta silueta nondefinida no ia veni de apare, surjente de un rua en la fondo e dirijente a la otel, con cisa un regarda a mea fenetra, a la nivel prima, « sin duta acel de mea sala », on pensa, en esta momento cuando, arivada en la media de la plaza, on vide du jovenes desenrolante e colinte rapida sua posteres, regardante con angusa a cada parte e a cada instante, como si los ia teme alga peril.



La leje de un de acel posteres anunsia la parla publica de alga de mea conosedas, Dotti Maushart, desaprobada par la Instrui Statal, cual va trata la patronias grande, su un titulo sonante como un averti per alga partitos partisan. La reuni es anunsiada per esta sera mesma, a la Sinema Permanente.

« On va projeta documentos asustante sur la situa, denunsiante la complisia de la patronias. Me senti ce nosa posteretas ia es eficas… Prende e leje. La prende de consiensa es unanim. On va pleni la salon, a esta sera. Tu va veni ?

— Serta », en pasa, en cuando me sta ponente mea codos sur la cornisa de la fenetra, en cuando la parfum spesial de la aira ambiente provocada par la onda de caldia penetra me, invitante ce me sorti de la otel, mea curiosia stimulada per la tema de Dotti motiva me multe afin me es presente a la asembla jeneral.



Aora a estra, entre la du jovenes vidable ansiosa ci fini la coli de la paneles ultima, me reconose Dotti mesma, acompaniada par un ami. Me profita de acel encontra per fa demandas sur la sera cual el prepara, cuando, subita, de un auto coleriosa cual veni de freni forte, prosima, tre o cuatro brutas estrae, corente per aranca la posteres con furia, ante cuando los avansa a nos: apena la tempo afin nos desbandi, fujinte la violentia faxiste nonfrenida, e sin returna per sabe esce los ia ateni un de nos. Ma bon.

Esta va fa ce me ariva temprana.



Me previde me ja paseante pendulin en la atrio profonda de la sinema, restante longa ante la posteres poneda alta sur la mures. Un entre los atrae me plu, representante un desinia nonposible : de un plataforma en posa prima, du scaleras comensa — la un, asendente, a sinistra ; la otra, desendente, a destra — ambos juntante an tal un mesma nivel en posa de fondo.

« Un jua merveliosa de perspetiva, vera? » (La vose estra vista de algun nova venida, a mea lado, dise lo con amira.)

« Me acorda, ma como lo es posible?

— La representas plana de la spasio estingui un dimension de lo…

— Serta, ma me no parla de profondia — sola de altias relativa de niveles diversa! Regarda. Suposa ce, pos ce la scalera sinistra ia alti nos a la nivel du, nos continua nosa asende par acel a destra. Cual cosa aveni?

— Nos retrova la nivel prima, natural.

— Par cual encanta la plataformas de nivel es simultan plu alta e plu basa?

— Juante con la perspetiva, cual converti la dimension estinguida a un de los cual resta, la profondia — traduida asi par un efeto de asende oblica e, en alga modo, fusante con la representa vera de la altia — permete de aneli la spasio… Lo cual es a su es como lo cual es a supra…

— E lo cual es a supra es como lo cual es a su. En pasa, esce la titulo de la filma no es La table esmeralda ?

— Me vide ce tu es inisiada », el continua. « Ma la desinia ave sola du dimensiones. Lo ta es multe interesante aora ce on imajina… »



La postereta no revela la segue : la note comensa oscuri la parte basa de la program. Me completi final la traversa de esta plaza sin limita e me ateni la otel do me fisa me en mea sala ja reservada, a la nivel prima, do la caldia, en pasa, es tan pesosa ce me no pote resta en la leto : la tela coli mea camiseta lejera e acel mesma coli mea pel. Me leva e, con freta, abri tota la fenetron cual fasa la plaza con cuatro angulos — real trapezio par la efeto de la perspetiva — multe spasiosa e cuasi vacua si esta silueta nondefinida no ia veni de apare, surjente de un rua en la fondo e dirijente a la otel, con cisa un regarda a mea fenetra, do me sta ponente mea codos sur la cornisa, gustante la parfum estatal spesial de la aira ambiente causada par la canicula e permeada par un senti strana de ja videda.

« La ora de la confere prosimi », me pensa.



Multe suportores ia conflue ja en la atrio de la sinema cual on veni de pasa, pos la botecas rica ornada per la festas, en cuando la garlandas de bulbos de lus multicolorosa comensa lumina, longo la curva asendente de la rua xef do la jela perili cada progresa — on ia asende lo asta sua alta sin ce on trova cualce refuja: la oteles, rara, mostra un panel “No sala disponable”, invadeda par la multia de la viajores blocida. Cual refuja de note resta a un person tan debil ?

La imaje de la bus naufragada ariva a la mente (ma la portes e la vitros tota cluida preveni cualce espera de penetra), e a pos acel de la sinema, do on va trova fasil un asconderia, pos ce la asembla de la regardores e de la empleadas va sorti de esta templo de la spetaculo. La pensa de esta situa nonlegal desplase, ma pasa la note a estra ta aveni un mori serta comensante par la paralise nonreversable de la funsionas vival. Cuanto tempo per la desbloci de la via?

« Como sabe? On espeta aida. On debe evacua la bus. »

Un comanda sever. Estrae se de la veculo, de cual la busor vade a clui la porte.

Sur la borda sinistra de la rua, otra transportadores es blocida tal — la plu en posas desordinada cual no fortes ia pote reti. Pos un de los, on descovre la atrio vasta de un sinema do multes freta.



La oscuria ia enflue ja en la curva asendente de la rua xef de esta vileta nonconoseda. Nonconoseda? La senti cual on ave de esta loca es multe confusante, como si on ia vive ja la mesma momento.

Ta ce on embarca en la filo, aora cuando on sona la comensa, ta ce on es traeda par la flue de la fanes acaso de sinema, gidada tra la coredores e scaleras cuantiosa cual alti nos a la asedes de la amfiteatro.

« Pardona mea interveni. Cisa me era, ma esce nos no ia encontra ja? »

La vose de la person estra vista ci veni de parla no es nonconoseda. Ma do on ia trova ja acel conversor spesial?

« En un vila de la costa, no? 

— Esata. Lo no joveni nos. Tu recorda esta sinema do on ia projeta La table esmeralda? » el segue.

« Tu dise coreta, me revide la sena multe clar. Me confesa an tal ce la filma no ia lasa alga recorda a me.

Natural: a acel sera, la salon ia es luada per un parla de Sr Maushart, ci ia debe trata la patronias grande e de cual la titulo ia es Me avisa vos… o Me averti vos… , o alga terma de esta stilo. Nos ia conversa interesante. En pasa, vide asi do nos ia sta ja… »

A la nivel prima, la scalera ariva a un atrio grande de cual la composa es simil a acel de la nivel de tera, descovrente ance la rua!

« Parlante de la poster, en pasa… » (el mostra lo a me con un dito) « imajina aora ce…

— Cual cosa tu dise? Esce lo es posible ce esta es lo? »

La fola, de cual la densia ia crese, veni de disolve acel acompanior tan brusca como lo ia apare el, cuando, de mea lado, me susede estrae lo.



La imaje alegorial de la filma es a sua loca, multe alta. E la aira tepida cual veni de la rua sabori spesial: lo asorbe me tan ce me an no nota la presentia de Dotti.

« Ance tu ia pote fuji? Me espera ce los no va veni a esta sera.

— On no ia organiza alga servi de securia? Lo es fol!

— Cuieti. Tota es en ordina. Asta pos corta! »



Ance el desapare, ascondeda par la multes ci asende la scalera grande elica e do me inserta denova. Gradal cuando me alti, me presensa ce la nivel superior va fusa con esta de do me veni: mea senti serti cuando me inclina supra la rel per esamina de supra la vacua sentral de esta vise nonfininte, real spiral par causa de la perspetiva (stasioninte tal, me ostaculi los ci segue, cexante, car forsada a puxa con codos per evita me).

A su, me persepi un person inclinante supra un otra, sua copia, el mesma regardante un otra ci inclina a su — e me divina tal un filo sin fini a cada nivel inferior de esta abiso sin fondo, en cuando me senti ce me mesma es oservada de supra, asta perde de vista, par la filo nonfininte de mea similes de la niveles superior.

La intui ce lo es me mesma, a mea propre nivel de la scalera, ci me contempla de su o de supra serti cuando, estendente mea braso, me vide la esecuta de la mesma move par cadun de la oservores. Como evade acel anelo?

Esta porte peti reservada a la servi, situada a un nivel media, en un alcova de la scalera concava, pare oportun : me sutrae me, a presente, de la ajita confusada, embarcante la grados de la rampa cual afonda, e me retrova me, solitar, esplorante la labirinto.

2. La limita de la mundo

Esta paje es presentada con la lisensa CC Attribution-Share Alike 4.0 International.
Lo ia es automatada jenerada de la paje corespondente en la Vici de Elefen a 18 maio 2024 (17:56 UTC).